Me encanta el sexo duro, pero tan duro que llego al mas puro extremo, ya que el sadomasoquismo o el bondage tienen otro significado para mi.

Lo que realmente me pone cachonda es las perforaciones, que me hagan piercings o que me cosan por ejemplo los labios del coño, para que la única entrada en mi cuerpo sea mi culo y me cabalgue una buena polla sintiendola como llega hasta lo mas profundo de mi recto.
Continue reading